súmese 01 01

Un esfuerzo colectivo por la sostenibilidad ambiental Destacado

20 Jul 2021
Figura 1. Ubicaciones de los objetivos Figura 1. Ubicaciones de los objetivos

Los empresarios industriales están realizando esfuerzos de magnitud para contribuir a la batalla global por la defensa del ambiente y contra el cambio climático. Nuestro país ha modificado en pocos años sustancialmente su matriz energética, se ha puesto en funcionamiento un sitio de disposición final de residuos industriales peligrosos, y un plan de gestión de envases. Los integrantes de la Dirección de Sostenibilidad Industrial de la Cámara de Industrias, en diálogo con Somos Uruguay Revista, hicieron un balance del trabajo que se está realizando en varias áreas de la actividad industrial en todo el país

 

El 5 de junio es la fecha en la que en todo el mundo se celebra el día del medio ambiente, y este mes se ha transformado en un momento de balance y de definición de acciones en defensa del ambiente. La Cámara de Industrias ha colocado desde hace tiempo el tema entre sus prioridades. ¿Qué balance hacen de lo realizado y lo logrado, y cuáles son los principales desafíos que vuestra entidad se plantea para el futuro?

Al margen de la oportunidad de celebrar y focalizar el tema en la opinión pública en el mes de junio, la Cámara de Industrias del Uruguay [CIU] mantiene su compromiso permanente con el cuidado del ambiente, siendo una prioridad que forma parte además de sus acciones de responsabilidad social corporativa.

Si bien las acciones generales son muy variadas, podríamos destacar el desarrollo del plan de gestión de envases [PGE], la concreción del primer sitio de disposición final [SDF] para residuos industriales “peligrosos” de su tipo en el país, y la Plataforma Industrial [PI], entre otros.

Sin abundar en cada uno de ellos, se trata de iniciativas pioneras en Uruguay, con un fuerte foco ambiental, participación de los sectores público y privado, y con derrames a varios niveles (formalización de actividades, inclusión social, etcétera).

Si bien hay oportunidades importantes para mejorar la gestión, deben considerarse en su contexto, y la CIU se encuentra trabajando para mejorar la eficacia y eficiencia de su PGE, así como para promover actividades de la economía circular.

La gestión de los residuos industriales sólidos es un asunto clave para la industria. A más de dos años de la aprobación de la ley de gestión integral de residuos, ¿cuánto se ha logrado avanzar en el tema? ¿Cómo evalúan el funcionamiento del sitio de disposición final, y cómo está colaborando la Cámara de Industrias para su mejor desarrollo?

Si bien la ley de Gestión Integral de Residuos se aprobó hace más de dos años, aún no se encuentra reglamentada. En general mantenemos nuestra preocupación en cuanto a la aprobación de un nuevo impuesto, y en particular que incluso dentro de la formulación de la ley no se explicite que será utilizado únicamente con fines ambientales.

En cuanto al SDF, como fue mencionado, creemos que ha ayudado a la formalización de muchas actividades relacionadas, además de permitir a Uruguay contar con una ventaja estratégica a la hora de que una inversión elija el lugar para instalarse.

La puesta en régimen del SDF fue muy compleja, por ser el primero en su tipo en el país, e incluso tener características muy particulares fuera de los límites nacionales. Sin embargo, en este momento se cuenta con un control desde el punto de vista técnico, y el SDF se ha consolidado como una solución ambiental para el país.

El Ministerio de Ambiente emitió este año dos resoluciones promoviendo la reducción de la producción de residuos plásticos, y la recuperación y valorización de envases no retornables, que toma nota de los escasos resultados obtenidos hasta el momento en la recuperación, y establece metas más ambiciosas. ¿Cómo se preparan las industrias para afrontar estos nuevos desafíos, hay planes ya estructurados?

Si bien compartimos la necesidad de mejorar los guarismos en cuanto a recuperación de envases, quizá tenemos diagnósticos y por lo tanto planes de acción diferentes con el resto de los actores que hasta el momento se han involucrado en la recuperación de envases.

La CIU ha lanzado una consultoría específica a nivel nacional con participación de expertos internacionales para el diseño de un plan nacional que permita mejorar sustancialmente los resultados ambientales. Las principales empresas alcanzadas por la normativa, ocupadas en la gestión sostenible de sus residuos han mostrado su apoyo a esta iniciativa, y a lograr un cambio cualitativo y cuantitativo en el abordaje de este tema, que incluye el aspecto económico, puesto que no solo implica un impacto desde ese punto de vista a nivel interno, sino en el precio de los productos que en su gran mayoría son de consumo masivo, y por lo tanto impactan también en la economía de la población: alimentos, especialidades farmacéuticas, vestimenta, etcétera.

El calentamiento global es una amenaza de primer orden, y la reducción en la emisión de gases con efecto invernadero es considerada por todos los científicos del mundo como una necesidad imperiosa y urgente. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, convocó hace pocos días a una cumbre mundial de los líderes de los 40 países más poderosos del mundo, en la que se establecieron metas muy ambiciosas de reducción en las emisiones. El mandatario calificó ese compromiso no solo como una obligación ética, sino como una acción que favorecerá la actividad económica. ¿Qué se está haciendo en nuestro país, qué está haciendo la CIU, y cómo se puede ir más allá con ese esfuerzo?

Si bien el impacto a nivel mundial de Uruguay es insignificante, creemos que todas las acciones cuentan. En cuanto a la generación de gases de efecto invernadero, los principales impactos provienen de sectores que no están dentro del alcance de los socios de la CIU (producción primaria, transporte, etcétera); no obstante, tanto por acciones directas (economía circular, gestión de residuos, entre otras) como por derrames de otras, esperamos colaborar para construir un Uruguay más sostenible.

Creemos importante destacar también que la industria nacional no solo es consumidora de energía eléctrica obtenida por fuentes renovables, sino que también, paulatinamente, buena parte de tal industria invierte en la generación de energía eléctrica también por fuentes alternativas, todo lo cual contribuye a reducir huellas de carbono.

Todos los países representados en las Naciones Unidas se comprometieron en un ambicioso plan que denominaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), un conjunto de metas que buscan garantizar el desarrollo para todos los habitantes actuales del planeta, sin dejar a nadie atrás, pero salvaguardando la vida de las futuras generaciones. ¿Cómo se integra la CIU en ese esfuerzo global por la sostenibilidad, con su propuesta de un Uruguay industrial sostenible?

Tanto a nivel de la organización como de sus socios individuales, estas preocupaciones están presentes y los esfuerzos en esta dirección han sido muy importantes, desarrollando, por ejemplo, un Centro tecnológico del plástico, para generación de conocimiento, desarrollo, acuerdos internacionales, entre otros, además de los ya mencionados PGE, SDF y PI.

También se destaca el trabajo del Departamento de Certificación del Componente Nacional de la Inversión, que ha participado en la certificación del componente nacional de las inversiones que han cambiado radicalmente la matriz energética en el país, además de haberse consolidado como un referente en este tema y participado en la generación de políticas en este sentido.

Somos Uruguay  es una multimedia, cuyos paradigmas son Información y Diálogo.

fbintwmailyt

DIRECCIÓN:

Colón 1475 esq. 25 de Mayo

Ciudad Vieja, Montevideo

Uruguay

 

TELÉFONO:

Tel: (+598) 2916.1417

(+598) 2916.8937

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.