súmese 01 01

Super User

Super User

Curabitur ultrices commodo magna, ac semper risus molestie vestibulum. Aenean commodo nibh non dui adipiscing rhoncus.

URL del sitio web: http://www.themewinter.com

Las recientes actualizaciones en la plataforma de publicidad de Facebook están poniendo de cabeza a muchos anunciantes que no saben qué hacer ante este nuevo panorama.

Pero ¿a qué se debe?

Apple ha lanzado el iOS 14, la nueva actualización del sistema operativo para iPhone. Y esta nueva actualización viene con una sorpresa para Facebook.

A partir de ella, Apple dará a sus usuarios la opción de no permitir el rastreo de sus acciones en internet por parte de la empresa de Mark Zuckerberg.

Con iOS 14, Apple fortalece su función “Limited Ad Tracking”, con la que se restringe la recopilación de datos, poniendo en práctica el concepto utilizado en sus campañas publicitarias del año 2019: “Lo que sucede en tu iPhone, se queda en tu iPhone” (What happens on your iPhone, stays in your iPhone).

Te preguntarás: “¿Pero cómo me afecta a mí?”

Esta guerra entre gigantes tendrá muchos perdedores, entre ellos, empresarios y negocios que verán afectados los resultados de sus campañas publicitarias si no llevan a cabo las actualizaciones que Facebook está requiriendo para seguir pautando en su plataforma.

Imagina perder tu cuenta publicitaria por un descuido. Imagina que mañana amaneces con la noticia de que tus anuncios, que venían funcionando bien, se han visto perjudicados por esta actualización, peor aún… por no haber actuado a tiempo.

No quieres pasar por eso. A nadie le gustaría perder una herramienta que le ayude a escalar con su negocio.

Todos sabemos que el alcance orgánico es cosa del pasado, y que si no pagas por tus anuncios nadie llegará a tu tienda online o a tu negocio.

Apple no quiere que Facebook se quede con los datos de esos usuarios que llegan a tu web, o interactúan con tus campañas publicitarias, y se autocoronó como el “protector” de sus datos.

Facebook, por su parte, declaró que los más afectados serán los pequeños negocios, que perderán hasta un 60 % de sus ventas.

¿Qué recomienda Facebook para evitar esto?

Estas son las acciones que debes llevar a cabo si quieres evitar la pérdida de tu cuenta publicitaria:

• Verifica tu dominio.

• Instala la API de Conversiones de Facebook.

• Activa “Coincidencias Avanzadas” en tu Píxel de Facebook.

• Selecciona un máximo de ocho eventos de conversión para tu sitio web: Tiendas Online: Compras, Iniciar Pago, Agregar al Carrito, Visualización de Contenido (+4 Conversiones Personalizadas).Servicios: Cliente Potencial, Registro, Contacto (+5 Conversiones Personalizadas).

• Optimiza tus campañas con la atribución 7 días clic y 1 día visualización.

• Configura Facebook Shops + Instagram Shopping.

Con estas acciones evitarás perjudicar los resultados de tus anuncios actuales, tendrás autoridad dentro de la plataforma de Facebook ante posibles restricciones (baneos) por incumplimiento de normas, serás capaz de adaptarte a los nuevos retos que estará planteando Facebook en el transcurso del año, y evitarás perder más dinero y tiempo en campañas mal configuradas.

Si cuentas con un equipo de marketing o hay una persona encargada de la publicidad de tu negocio, hazles saber de estas novedades para que se pongan a trabajar en ellas.

Nos estamos leyendo en la próxima edición de Somos Uruguay Revista.

José Manuel Madrid / Estratega de Marketing Digital / 096 740 673

UCM cumple 42 años al servicio de los uruguayos. Fiel a su matriz innovadora, ha marcado su trayectoria transformando el concepto de servicio de salud a lo largo de los años, superando dificultades con espíritu de equipo, con la motivación de salvar vidas. En este aniversario, repasamos la historia de la empresa y su actualidad, con el hilo conductor de ser pionera en su especialidad.

A fines de la década del setenta, un comentario del cardiólogo Gabriel Terra sembró la semilla de lo que hoy es UCM, una empresa líder en servicios de salud y la creadora del modelo uruguayo en servicios de emergencia móvil, replicado en varias ciudades del mundo.

Terra habló con sus colegas Luis Martino, Mario Della Cella y José Carlos Sala sobre un problema a resolver en el área cardiológica en aquel entonces: un alto número de personas morían en sus hogares por problemas cardíacos y falta de asistencia médica inmediata. Terra mencionó un servicio irlandés de emergencia coronaria a domicilio que “funcionaba de maravillas”, y así nació, el 1o de abril de 1979, la Unidad Coronaria Móvil.

Basados en la experiencia en Irlanda del Norte del cardiólogo Frank Pantridge —quien, además, fue el inventor del desfibrilador portátil—, la idea de trasladar ese modelo a Uruguay empezó a tomar fuerza en los socios fundadores.

Pantridge detectó que la probabilidad de muerte de los pacientes disminuía significativamente si eran atendidos en la primera hora desde el inicio del ataque cardíaco, lo que puso el desarrollo de la atención en domicilio como un valioso anhelo.


En Uruguay, los socios fundadores de UCM buscaban algo novedoso para transformar su servicio de oxígeno (OXEM), en un país que históricamente tenía una alta tasa de mortalidad a causa de enfermedades cardio y cerebrovasculares.

El ser un país con cortas distancias y con un gran número de usuarios concentrados en Montevideo facilitó el diseño del servicio, creado a partir de la experiencia de las unidades en Belfast, y adaptado a las particularidades de Uruguay, con dos innovaciones importantes: se incorporaron médicos intensivistas dentro de la ambulancia —en Irlanda se asistía con paramédicos— y el sistema de financiamiento fue siempre de prepago.


Sin perder su autonomía, en 2006 la Unidad Coronaria Móvil fue adquirida por Grupo EMI, que le brindó confianza y orden en su funcionamiento, y en el 2011 fue adquirida por el Grupo Falck, que le sumó profesionalismo y el respaldo de una multinacional de salud con 100 años de trayectoria.

Un encuentro de valores compartidos

UCM forma parte del grupo Falck, empresa danesa líder mundial en prevención de enfermedades y accidentes y en asistencia de situaciones de emergencia, con presencia en 30 países. Durante más de 100 años, la misión de Falck ha sido prevenir, rescatando y asistiendo de manera rápida y competente, y ayudar en el proceso de rehabilitación.

La compañía cuenta con cinco áreas: Asistencia (asistencia en carreteras y el hogar), Emergencia (servicios médicos en emergencias, servicios contra incendios), Salud (servicios de salud para empleados públicos, privados y temporales), Entrenamiento (rescate y entrenamiento seguro para empresas marítimas y en lugares lejanos de la costa) y Community Healthcare o Salud para la Comunidad (servicios primarios de atención médica y de emergencia bajo un modelo de afiliación prepago), bajo la cual se encuentra UCM.

Espíritu innovador

En 2018, la empresa comenzó un proceso de transformación digital que la llevó a incorporar nuevos servicios, generando, otra vez, un nuevo paradigma en el mercado de la salud y la asistencia extrahospitalaria a partir del desarrollo de servicios de cuidado virtual de los usuarios como video consulta, chat asistencial, acceso a historia clínica y prescripciones electrónicas, utilizados como complemento de los servicios tradicionales.

Servicios virtuales:

Video consulta de orientación médica, con capacidad de transmisión de imágenes, documentos y chat embebido. Los pacientes pueden acceder a video consulta y compartir con médicos las imágenes y resultados de estudios.

Dos formas de acceso a la video consulta: cómodamente, a través de la app o por el Portal Cliente Web, ingresando al enlace que los médicos le envían al paciente a través de mensajes de texto o vía email, luego de haberse comunicado al 147.

Prescripción electrónica de medicación. Si tras la video consulta fuera necesario realizar prescripciones de medicación, dichas prescripciones le llegarán al paciente automáticamente a su casilla de correo una vez finalizada la atención.

Certificaciones por licencia médica. Al igual que las prescripciones, llegan automáticamente a la casilla de correo del paciente.

Acceso a historia clínica electrónica. Los afiliados pueden acceder a todos los registros médicos que tuvieron como pacientes de UCM a través de la app o el portal, e incluso lo reciben en forma automática en su casilla de correo luego de cada asistencia médica.

 

Coordinación de consultas y servicios en Centros Médicos. Los socios UCM pueden acceder a través de la app a consultas con médicos especialistas, carné de salud y examen de licencia de conducir en Centros Médicos.


Acceso a la Red Siemm (Sistema Integrado de Emergencias Móviles). A través de la app se puede acceder a la constancia de Red Siemm, seleccionando la ciudad o ciudades a las cuales se va a trasladar el paciente para recibir asistencia médica en caso de ser necesario.

Departamento de Medicina Preventiva y Laboral de UCM (y esto como título del recuadro)

La medicina laboral corporativa es un área médica especialmente orientada a la prevención y promoción de la salud en el trabajo, servicio que UCM continúa desarrollando desde el año 2002.

Medicina laboral: un programa de vigilancia médico-laboral para los colaboradores, de acuerdo a la normativa vigente. Se ofrece el seguimiento a través de consultas médicas con el especialista y la realización de estudios clínicos y paraclínicos.

Capacitaciones: un área de capacitación que acerca a las empresas cursos sobre reanimación cardiopulmonar, manejo de desfibriladores externos automáticos (DEA) y primeros auxilios, así como talleres de diversa índole: nutrición, prevención y manejo de adicciones, seguridad laboral, u otros temas de interés de la empresa, de acuerdo al perfil de su personal.

Chequeo médico empresarial:
un chequeo médico a la medida de los colaboradores que les permite conocer su estado de salud actual para prevenir posibles enfermedades que puedan afectar su calidad de vida. En una sola mañana y en un solo lugar podrán consultar con médicos especialistas y realizarse exámenes de laboratorio y paraclínicos.

Carné de salud para los trabajadores:
consiste en un chequeo médico conforme a las exigencias normativas de carácter obligatorio para todos los trabajadores.

Áreas protegidas y cardioprotegidas: un servicio diseñado para proteger a todos los empleados, clientes, proveedores y visitantes ante cualquier situación en que esté en riesgo su vida, dentro de un área específica, brindando atención de emergencia y urgencia las 24 horas, los 365 días del año.

Idealor Seguros define sus valores en la confianza, la honestidad y la palabra, como la base para el vínculo entre todas las partes involucradas en el negocio, y apuesta a generar relaciones a largo plazo y sostener en el tiempo el posicionamiento de su alta calidad. Somos Uruguay Revista conversó con su director, Juan Bestard, sobre el servicio del broker de seguros en Uruguay y sus posibilidades de desarrollo

¿Cuáles son los servicios que ofrece Idealor Seguros?

Idealor Seguros es un broker de seguros que opera con las principales aseguradoras de Uruguay, ofrece seguros de todo tipo, desde autos y hogar, a transporte internacional. Abarca todos los ramos que existen.

¿Cuál es el principal valor que define a la empresa?

La perseverancia y el trabajo en equipo.

¿Qué características tiene Idealor en Uruguay?

La principal característica es que nos hemos convertido en líderes en seguros de transporte en un período muy corto de tiempo, en relación al que generalmente lleva desarrollar las carteras de seguros en Uruguay.

¿En qué se destaca el servicio de Idealor Seguros en cuanto a seguros de transporte?

La principal diferencia respecto a otros brokers es nuestra experiencia, nuestro estudio y los profesionales que tenemos en comercio exterior, lo que combinado a los seguros hace la gran diferencia, debido al conocimiento y el profesionalismo en seguros de transporte. Además, es una rama que tiene que tener de base un conocimiento sólido de comercio exterior, y las personas que trabajamos en Idealor lo tenemos.

¿Qué particularidades tiene trabajar con ese sector y cuáles son los desafíos que presenta?

El rubro de seguros es muy competitivo, uno tiene que estar siempre atento a la competencia, a los precios y a las coberturas del resto de los competidores, eso es muy importante; y en lo que respecta a los seguros de transporte, el comercio exterior es muy dinámico, tiene que tener siempre las mejores ofertas y costos para los clientes que transportan sus mercaderías.

¿Cuáles son los aspectos más interesantes de trabajar en el financiamiento del sector exportador y cómo se proyecta ese trabajo considerando sus perspectivas de crecimiento?

Idealor, como broker asegurador, tiene una empresa que se dedica exclusivamente al seguro de crédito a la exportación y asesoramiento al exportador; esa empresa se llama Makelaar Global, y tiene presencia en Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay.

La empresa inauguró oficinas en el WTC. ¿Qué significa la mudanza para las oportunidades de negocios y servicio al cliente?

El broker Idealor en los últimos años tuvo un crecimiento muy importante, y consideramos que tener un espacio más apropiado, con mejores instalaciones para el equipo, nos iba a potenciar y a ofrecernos, dentro de este lugar de negocios, oportunidades y clientes nuevos. Estamos muy contentos de venir a un lugar donde consideramos que los negocios pueden fluir de mejor manera.

Pensando en el 2021, ¿cuáles son los principales desafíos que debe afrontar el sector?

El desafío es esta pandemia, que enlentece los procesos, las operaciones y los negocios. El sector se ha visto impactado en lo que son las inversiones y el flujo de inversionistas, pero el sector de seguros se mantuvo y tuvo buenos resultados, no ha sido de los sectores más afectados. Nosotros todos los años tenemos un crecimiento grande, inclusive lo tuvimos en el 2020, y en este 2021 tratamos de no pensar en la pandemia, para nosotros es un año normal, con porcentajes de crecimiento y metas a cumplir establecidas.

 

Mick McNeil, Vicepresidente de Desarrollo de Negocios, Logicalis

Los líderes de todo el mundo se están dando cuenta de que "no existiré si no estoy en la nube". Una cruda realidad, de la que muchos líderes ya se dieron cuenta, como compartió Satya Nadella en su entrevista con Morgan Stanley. Es una lección que puede que se haya aprendido con el tiempo, pero que se ha acelerado por la pandemia.
La pregunta fundamental "¿Seguirá existiendo mi negocio?" se reduce en última instancia a dos cosas
1.       Competitividad: ¿Su fuerza laboral es productiva y colaborativa? ¿Aprovecha los datos para mejorar el servicio al cliente y adquirir nuevos clientes? ¿Ha optimizado sus operaciones en términos de costos y eficiencia?
2.       Resiliencia: ¿Su empresa es capaz de responder a las presiones y oportunidades del mercado con agilidad? ¿Considera que su organización está segura frente a amenazas crecientes?
Muchos de sus competidores están respondiendo afirmativamente a estas preguntas. Si no es así, ese es un lugar desafiante para estar.
Para cada respuesta, consulte los datos
Desbloquear y activar el valor de los datos tiene claros beneficios de primera línea. Al centrarse en configurar o mejorar una plataforma de datos basada en la nube y armar equipos ágiles, los CIOs pueden duplicar, o incluso triplicar, la velocidad de desarrollo a corto plazo.
El éxito a largo plazo puede verse fuertemente influenciado por la efectividad del enfoque de datos de una empresa. Sin embargo, optimizar los datos es una tarea complicada. Incluye el desarrollo de enfoques para la gobernanza de datos, el rediseño de procesos como aplicaciones modulares y el aprovechamiento de los beneficios de la tecnología flexible, escalable y basada en la nube.
Al centrarse en construir una arquitectura digital inteligente en un estado moderno en la nube, las empresas activan el valor de los datos y cosechan las recompensas. Al poner los datos en el centro de la evolución organizacional, las empresas pueden obtener una visión clara de todo el negocio, tomar decisiones informadas y crear agilidad empresarial.
La agilidad empresarial es fundamental
La agilidad empresarial se logra adaptando rápidamente los bienes y servicios para satisfacer la demanda de los clientes. El COVID-19 ha transformado para siempre la vida de los clientes, particularmente en la adopción de lo digital, que se asemeja a un cambio de "década en días". Estos cambios de comportamiento han reformado los procesos de toma de decisiones de los consumidores y las empresas deben adaptarse rápidamente o arriesgarse a perder frente a aquellos que se pasaron a lo digital antes.
Las empresas que ya están en la nube pueden beneficiarse de un mayor ritmo de desarrollo de productos que alinea directamente la infraestructura de TI con las metas y los objetivos comerciales. Además, pueden escalar los procesos de TI hacia arriba y hacia abajo, según sea necesario, optimizando el uso de los activos de TI. Además, la resiliencia empresarial es de vital importancia para las empresas después de una pandemia, y la seguridad se encuentra en el centro de esto.
La seguridad es un inquilino central de la resiliencia
Los incidentes de violación de datos internos ya sean accidentales o maliciosos, van en aumento y aumentarán en un 25% en 2021. Incluso para las empresas que ya están en la nube, estamos viendo una oportunidad para definir e implementar mejor la tecnología de seguridad para eliminar vulnerabilidades y reducir el riesgo de futuros ataques.
Las organizaciones deben continuar adaptando sus enfoques a la seguridad e invertir en nuevos modelos. El único enfoque eficaz para la seguridad y la resiliencia empresarial es un enfoque arquitectónico holístico, uno que sea manejable, adaptable, receptivo y desarrollado con el socio adecuado.
 
Involucrar a los expertos
Los ejecutivos C-Level creen que su organización no puede capturar los beneficios de la agilidad simplemente cambiando las aplicaciones a plataformas en la nube. Una estrategia de nube holística es ahora un componente fundamental de la estrategia empresarial. Los líderes deben comprender cómo aprovechar las últimas innovaciones tecnológicas en la nube para cumplir con su estrategia y objetivos comerciales.
¿Cuál es el desafío hoy? El ritmo de la innovación que proviene de Microsoft y otros proveedores de nube pública requiere una inversión significativa para interpretar y traducir las innovaciones en soluciones que respondan a los objetivos comerciales. Esta inversión para la mayoría de las organizaciones es simplemente prohibitiva, pero crítica si quieren mantenerse a la vanguardia de la tecnología y seguir siendo competitivas.
Trabajar con un socio de confianza, como Logicalis, elimina este desafío. Los socios con las credenciales, experiencia y conexiones profundas con empresas como Microsoft son los asesores de confianza que pueden guiarlo a través de la complejidad para adelantarse a sus competidores.
La experiencia de Logicalis con nubes privadas, alojadas, híbridas y públicas garantiza que las empresas reciban un entorno seguro, ágil, escalable y universalmente disponible, al tiempo que cumplen con los estándares de seguridad más estrictos, independientemente de la ubicación en la que operen los sistemas.
Independientemente del tamaño de su empresa o de la etapa en la que se encuentre en su camino de transformación a la nube, es importante recordar que, sin un enfoque continuo en aprovechar la última tecnología para obtener una ventaja competitiva, es posible que quede rezagado.
Entonces, ¿crees que puedes existir sin la nube?

“Es muy positivo, desde la primera instancia pensé que íbamos a terminar así porque somos todos uruguayos y el país está por arriba de todo”, dijo el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Carlos María Uriarte, en consonancia con la intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, quien sostuvo que “hubo un gesto de unidad nacional en el corte de cinta” en la inauguración de la Unidad Agroalimentaria Metropolitana (UAM).

De ese modo, ambos jerarcas destacaron ante la prensa el acuerdo alcanzado entre el gobierno nacional y el de Montevideo, dejando atrás las discrepancias surgidas a mediados del 2020 en relación a la gobernanza del complejo, el que comenzó a operar en la lluviosa madrugada del lunes 22 de febrero y es considerado por las autoridades uno de los más modernos y eficientes de América Latina.

En su primer día de actividad oficial registró el movimiento de 2.800 vehículos y el trabajo de unas 6.000 personas, 1.000 más que el máximo logrado por su antecesor, el Mercado Modelo, que operaba en una superficie cuatro veces menor a las 95 hectáreas que abarca el nuevo complejo.

Ubicado en un predio de la zona montevideana de La Tablada, delimitado por la ruta 5, los caminos Luis Eduardo Pérez y La Higuerita y el arroyo Pantanoso, la UAM alberga la comercialización de frutas, hortalizas, cereales, carnes, pescados, huevos, lácteos, flores, conservas, especias, chacinados, entre otros productos; a su infraestructura se agrega una zona de servicios y una plaza de comidas.

La inversión total destinada a su construcción, según consigna el portal de Presidencia de la República, fue de unos 100 millones de dólares, de los cuales 22 millones fueron aportados por el Banco República, 15 millones por el MGAP, 28 millones por la Intendencia de Montevideo, y el resto corresponde al costo de los espacios de operadores privados.

La UAM es presidida por Daniel Garín, en representación de la Intendencia de Montevideo, mientras que la secretaría general le corresponde al Ministerio de Ganadería y Agricultura, cargo para el cual ha sido nominada Adriana Zumarán, aunque aún falta su designación oficial. Cuando las operaciones estén en su plenitud, se estima que el complejo cobijará a más de 600 empresas que generarán empleo para 7.000 familias, con una circulación diaria de unas 15.000 personas para movilizar un millar de toneladas de alimentos.

“Esto requiere políticas de Estado, no puede hacerse al margen de eso y no debe hacerse de otra manera […] y ahora debemos, juntos, mirar con proyección nacional, en busca de la mayor descentralización para que todos puedan participar y vender en este predio”, argumentó Cosse tras el corte de la cinta realizado en conjunto con el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, con quien luego recorrió el pasillo central de la nave B de frutas y hortalizas.

De la ceremonia, cuya parte oratoria estuvo a cargo del expresidente de la Comisión Administradora del Mercado Modelo, Carlos Baldassini, también participaron Uriarte, Garín, Zumarán, el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, los exintendentes de Montevideo, Daniel Martínez, Ana Olivera y Christian Di Candia, la secretaria general de la comuna capitalina, Olga Otegui, el director general de la Granja, Nicolás Chiesa, más legisladores nacionales y departamentales de varios partidos y otras autoridades.

Desafío motivador

“Hoy iniciamos una etapa con nuevos desafíos al poner en operación este modelo de gestión transparente y democrática, que nos lleva a incorporar tecnología, mejorar la calidad de los productos, avanzar en logística y agilidad de los negocios”, señaló Baldassini en parte de su alocución.

Ante una audiencia restringida debido al protocolo que impone la pandemia de COVID-19, Baldassini aseguró que la del UAM “es una infraestructura pensada para que el trabajo sea más seguro y demos pasos hacia la mejora de la gestión ambiental”.

“Vamos hacia un mundo cada vez más necesitado de alimentos, y Uruguay tiene las posibilidades de avanzar en la conquista de nuevos mercados sin descuidar la expansión del comercio interno, valorizando aún más la seguridad alimentaria y promoviendo hábitos de consumo saludable, al tiempo de reforzar la identidad país como abastecedores serios y responsables”, indicó.

Baldassini aprovechó la oportunidad para felicitar a los operadores, comerciantes y trabajadores que “hoy se animaron a iniciar este nuevo camino, pues son los verdaderos actores en la cadena, porque sobre todo, y, como siempre decimos, el Mercado es su gente y hoy afirmamos que la UAM es su gente”. Como remate de su discurso, recordó “especialmente a los directivos e integrantes de comisiones que ya no están entre nosotros”.

Por su parte, el ministro Uriarte agradeció “a todos los que hicieron posible esta gran obra, que es para un Uruguay del siglo XXI, y que ahora tenemos que mirarla con una proyección nacional en busca de una mayor descentralización, para que todos puedan participar de las posibilidades de vender aquí, brindándole las garantías de inocuidad que hoy el consumidor demanda”.

“Exhorto a todos los uruguayos a que vengan a conocerlo y ver que esto es un orgullo nacional que nos ubica en lo más alto en América Latina”, complementó ante la prensa.

Ante la consulta sobre la nominación de Zumarán para ocupar la secretaría general del complejo, Uriarte dijo que “es un honor que haya aceptado el desafío de ser la segunda de la UAM en representación del ministerio y del gobierno nacional”. “Adriana es una persona que viene del sector privado, una técnica que, más allá de ser la hija de don Alberto Zumarán [1940-2020], es una gran técnica con nombre y apellido propio, que todo el mundo quiere y respeta por su don de gente y conocimientos técnicos”.

Uriarte resaltó que haya decidido tomarse un impasse en su actividad particular “para dedicarse a la de todos y sumar su esfuerzo a este desafío, que no es menor, pues el hecho de que hoy tengamos una obra hecha no significa que esté todo terminado, sino que tenemos mucho por hacer, dado que hay que darle vida y contenido. Y el hecho de contar con personas como Adriana nos llena de optimismo y motivación y de certeza de que lo vamos a lograr”.

Apoyo de la Intendencia

“Adelante con esta obra magnífica para Montevideo y para todo el país”, alentó una trabajadora de la UAM al momento de obsequiarle unos duraznos de su producción a Cosse, quien le agradeció tras precisar que la inauguración del flamante complejo “es un hecho histórico que tiene el esfuerzo de mucha gente atrás, de muchos años”.

Cosse manifestó a los periodistas que la acompañaban en la recorrida que aquel era “un día esperanzador” que había transcurrido en una operativa en armonía. “Debe ser de los primeros mercados en el mundo de este tipo”, apuntó.

“Debemos trabajar mucho, innovar. Estamos en momentos difíciles de Uruguay y del mundo, así que hay que meterle y meterle, y para ello tendrá de la Intendencia de Montevideo todo el apoyo necesario”, añadió, tras lo cual informó que con Garín prevén “promover la fabricación de monopatines eléctricos para que los trabajadores recorran” esta gran extensión. Agregó que se estudia también desarrollar el comercio electrónico en el complejo, lo cual implica trabajar en el tipificado y rotulación de los productos.

Respecto de las obras de apoyo al complejo, afirmó que, “en lo que compete a la Intendencia, vamos a hacer todo lo necesario en la medida de nuestras posibilidades”. “Hoy no hubo problemas de acceso vehicular, vamos a estar atentos, y lo que haya que hacer se hará”, prometió Cosse, quien anunció que le enviaría (y así lo concretó el 2 de marzo) un trozo de la cinta a la familia del expresidente Tabaré Vázquez (1940-2020), como reconocimiento al “inicio del proceso de creación de la UAM durante su gestión como intendente (1990-1994).


El presidente de Cutcsa y de la Cámara de Transporte, Juan Salgado, afirmó que debemos ser conscientes de que aún queda un largo camino para superar la pandemia y sus consecuencias económicas y sociales, pero que el país llegará al 2022 con claridad y fuerza, y habrá una nueva normalidad. El empresario recibió a Somos Uruguay Revista en su oficina del piso 25 de las torres de Nuevocentro y recordó cómo afectó la pandemia al transporte y el rol del sector para mantener la conectividad en todo el país, y se refirió al plan de renovación de flota de Cutcsa.

¿Cómo afrontó la empresa los primeros momentos de la pandemia?

El 13 de marzo del 2020 el transporte se comprometió con el gobierno nacional y la Intendencia de Montevideo a mantener la conectividad en todo el país. Fue un sacrificio desde todo punto de vista. En lo económico, se cerró el 2020 con una caída del 30 %, algo que se dio en todo el país, y también fue un momento malo para la vida de las personas, porque la gente salía a trabajar y no sabía con qué se iba a encontrar, no sabía los alcances de la enfermedad, ni cómo protegerse; fue algo que fuimos aprendiendo.

La Cámara del Transporte definió que el sector se iba a alinear en un 100 % a las medidas sanitarias que decidiese el órgano regulador, y así lo hicimos.

En el medio de todo eso, desde marzo hasta ahora, surgían lo que parecían soluciones mágicas, pero nosotros decidimos respetar a rajatabla los informes de los científicos.

Una de las primeras medidas fue el uso obligatorio del tapaboca para el pasaje y el personal. Luego de eso, apareció que la ventilación era un tema fundamental, tan importante de acuerdo al informe de los científicos como el uso del tapaboca.

Si uno mira información de Europa, en todos los países el tapaboca y la ventilación están en el mismo rango de importancia.

No solamente el servicio era deficitario, y teníamos una pérdida económica importante, sino que poner el servicio a funcionar, asegurar esa conectividad, nos salía mucho más caro porque requería de una importante cantidad de medidas de sanitización de las unidades y otras que el protocolo no marcaba pero que se hacían igual.

¿Cómo se fue concretando el proceso de sanitización?

Tuvimos muchas reuniones a nivel del gobierno departamental, pero sobre todo a nivel de gobierno nacional, en Presidencia de la República, con el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, en las que fuimos afinando qué se debía hacer para mejorar la garantía para quienes viajaban y para quienes trabajaban en las unidades.

Se eliminaron las cortinas de toda la flota de ómnibus del país, eso llevó a que las empresas tomaran la decisión de poner las placas en el vidrio.

En el caso de Cutcsa, no solamente es una placa de color, es una placa de seguridad, por lo que las ventanas pasan a ser blindadas. Ha ocurrido que nos han tirado piedras, y la piedra no pasa. Eso requirió una inversión importante.

Se decidió también trabajar en muchas terminales con limpiezas rápidas de sanitización en los lugares de contacto.

Cutcsa tiene ya desde principios del 2020, en las 27 terminales de Montevideo, equipos de limpieza, hay casi 400 personas dedicadas a atender el tema sanitario. Cuando llegan los ómnibus, en los minutos de espera que tiene el personal, sube una cuadrilla de gente, limpia los pasamanos, los asientos, le hace una limpieza rápida, además de la limpieza profunda que se hace en los talleres y en los lugares de estacionamiento casi todas las noches.

Y para que funcionaran todos estos equipos se necesitó también una gran inversión, todo eso encareció. Solo en sanitización de unidades, Cutcsa gastó entre marzo y diciembre 100 millones de pesos, pero no había otro camino. Teníamos que darle seguridad y garantía a nuestro personal para poder cumplir el servicio porque estaba expuesto, y teníamos que darle garantías a la gente para volver a utilizar el transporte público, y eso se podía lograr con el tapaboca, la ventilación, la sanitización y el alcohol en gel.

En cada unidad de Cutcsa, al lado de la boletera, hay un dispensador de alcohol en gel. Se gastaron casi 2 millones de dólares en esto.

Tenemos la satisfacción de que no ha habido contagios relacionados con el uso del transporte. Arriba de esas unidades están nuestros trabajadores y nadie se contagió. Al día de hoy, no ha habido contagios que se pudieran vincular como causa del trabajo.

Tenemos la información al día de lo que va pasando en el mundo y las medidas que se van tomando, y el transporte colectivo fue un soporte para los gobiernos de todo el mundo.

Acá, cuando la movilidad pasó a ser del 20 %, ese 20 % tenía que viajar, sí o sí, gente de la salud, policía, bomberos.

A pesar de que viajaba muy poca gente, tuvimos que reprogramar servicios desde distintos puntos de Montevideo para llegar en hora a todas las zonas de hospitales durante las horas de entradas y salidas, porque a las diez de la noche o a las seis de la mañana hay entrada y salida de hospitales.

Trabajamos en conjunto con Graciela Ubach, en ese momento directora del Hospital de Clínicas, para ver desde dónde venían, y con la Sociedad Española hicimos lo mismo, cubrimos toda la zona dando un servicio social, y eso es lo que pasó en el transporte en general.


¿Cómo calificaría la respuesta del gobierno nacional y departamental ante esa situación?

En primer lugar, la actitud de los trabajadores fue de una responsabilidad superior, porque entendieron que para nosotros pedirle al gobierno nacional y departamental que nos respaldaran para dar ese servicio, teníamos que demostrarle qué era lo que estábamos haciendo.

El 75 % de las medidas de ahorro que pudieron contribuir a mantener las empresas en el país funcionando fueron medidas de las empresas en convenio con los trabajadores y los bancos. El transporte no salió a “mangar”, salió a decir: “Nosotros hicimos esto; acá van a faltar 10 pesos; a 7,50 ya le conseguimos solución, ahora hay 2,50 con los que nos tiene que ayudar el gobierno y las intendencias”.

Desde el principio —cuando no se sabía todavía la magnitud—, lo que se necesitaba era ver una buena disposición, que había sentido común y confianza por sobre todas las cosas. Cuando empezamos a hablar de dinero, llegamos a la conclusión de que de dinero teníamos que hablar después, porque no sabíamos de qué y de cuánto estábamos hablando.

Yo tenía la convicción de que a esta crisis había que encararla de forma solidaria, sabiendo que el transporte estaba mal, pero sabiendo que tal otro sector también está mal. No debía ser unos contra otros, sino tratar de volver todos juntos a la nueva normalidad.

El nuevo gobierno recién estaba entrando, y para nosotros fue importantísimo ver la actitud del ministro Luis Alberto Heber tratando de buscar soluciones y reconociendo el esfuerzo que estaban haciendo las empresas. A nivel de la Intendencia las elecciones se iban posponiendo, y no teníamos al nuevo intendente, pero hablamos con todos y sabíamos que nos iban a entender.

El boleto debía aumentar en enero, se hizo un esfuerzo entre todas las partes, la Intendencia, el Ministerio de Transporte y las empresas con los trabajadores, y el aumento pasó a abril. Se va a ajustar, pero el intento de no recargar los costos a la gente que está utilizando el sistema es compartido por todas las partes. Está claro que el que viaja no va a poder enfrentar las pérdidas de la pandemia. Hay que buscar otra solución.

¿Cómo se logró concretar un plan de renovación de flota en esta situación?

El plan que encaramos implicó 269 coches entre el segundo semestre del 2020 y enero y febrero del 2021. Parece difícil comprender por qué se hizo en un momento tan difícil en el que en general el transporte de pasajeros, como el resto de las actividades, atravesó un año 2020 de mucha angustia, pero los planes de renovación no se generan de un día para el otro.

¿El dinero sale de la paramétrica?


Sí, hay un porcentaje. En otros tiempos, lo que se destinaba para renovación de flota se utilizaba para gestión y por lo tanto no se renovaba la flota. En el 2000 renovamos ómnibus del año 60. Hoy Cutcsa, como todo el transporte, tiene la flota más nueva de toda la historia del transporte en el Uruguay. El ómnibus más viejo que va a tener Cutcsa es del 2008. Los planes de renovación de flota se facilitaron porque las empresas pudieron acceder a créditos con la garantía del fideicomiso del gasoil, que no solamente le da estabilidad al precio del boleto, sino que es una herramienta de garantía que permite que las empresas puedan tener sus herramientas de trabajo nuevas.

¿Cómo es ese proceso de renovación?

Normalmente las empresas negocian con el vendedor del chasis, con la mecánica, en Brasil, y con el carrocero. Eso implica unos meses de negociación, ver algunos componentes, cambios en la carrocería, etcétera. Después que se acuerdan todas las especificaciones, se cuantifica y se sale a conseguir los créditos.

Después que están otorgados los créditos, se encarga, se arma la parte mecánica y después empieza a llegar a Uruguay. Ese proceso lleva entre un año y un año y medio. Cutcsa define sus planes de renovación con entre dos y tres años de anticipación.

Nosotros teníamos un plan de renovación en el 2019 que era para el 2020 y el 2021: 20 coches eléctricos, 15 coches de un nuevo modelo de coches interdepartamentales, y seguir con los coches de piso bajo con aire acondicionado, más allá de que no se pueda usar ahora.

En un mes y medio que pudimos utilizar los primeros, en febrero del 2020, fueron tremendamente positivos los comentarios y el cambio de calidad de servicio con el aire acondicionado.

En el 2019 hicimos la compra, cerramos la compra en el 2020 y empezaron a venir en el segundo semestre del 2020. Los últimos días de febrero llegó la última unidad.

Fueron 234 unidades de piso bajo con aire acondicionado, puertos USB. Tienen motor Euro 5, que tiene una calidad de quema de combustible mucho mejor para el medioambiente. Son los que se están usando en la mayoría de las capitales en Europa.

Llegaron también los 15 ómnibus nuevos de los coches interdepartamentales.

Desfasado y fuera de contexto puede confundir; alguien se puede preguntar cómo con esta situación de crisis se puede gastar esto, pero ya estaba comprado.

Hoy no tenemos ningún plan de renovación pendiente, y tenemos la flota más nueva de la historia, con más de la mitad de la flota con coches accesibles para discapacitados o silla de ruedas.

En esos 15 ómnibus interdepartamentales que vienen, viene el primero con rampa electrónica. Hubo que hacerle toda una ingeniería bastante compleja, y seguramente en algún momento en la mayoría de los coches va a haber rampa.

¿Cómo incide lo ambiental en el proceso de renovación de flota?

Siempre apuntamos a mejorar el tema medioambiental. Cutcsa gasta dos millones y medio de litros de gasoil por mes, cualquier cosa que se haga en esa dirección es muy bueno y contribuye a mejorar el ambiente en la ciudad; y por el contrario, si no lo hace, perjudica.

Seguiremos con los coches a los que ya impusimos norma Euro 5, y con los eléctricos, en la medida en que acordemos con el Estado.

Tenemos 20 coches eléctricos y una infraestructura en nuestros talleres que tiene capacidad para 100. Compramos un ómnibus eléctrico en el 2016, fuimos la única empresa que hizo esa inversión para probar, sin ningún tipo de subsidio ni nada.

Tenemos conclusiones claras, no hay ninguna duda de que se debe pasar del gasoil al eléctrico, no al híbrido.

El eléctrico tiene dos elementos que tiene que mejorar, pero que son fundamentales.

Uno es la autonomía, porque hoy los coches que están trabajando lo pueden hacer solo en algunos recorridos. El otro tema es el tiempo de carga, que hoy está en cuatro o cinco horas. Hay que cargar de noche, no solo porque la electricidad sale más barata, sino porque además es cuando están los coches parados.

Pero el ahorro de un coche eléctrico es muy importante porque un ómnibus a gasoil tiene 4.000 componentes mecánicos y el eléctrico tiene 400. Si miramos con atención, el ahorro principal no es el combustible. Es importante, pero, por ejemplo, si tuviéramos que cargar el ómnibus de día, nos sale más caro que el gasoil. Además, el precio de la electricidad no depende de nosotros, quizás mañana sube.

En cambio, si yo tengo un ómnibus con menos componentes, no tengo aceite, no puede gastar, no tiene bomba de inyección. El ómnibus eléctrico sale más caro, el primer ahorro es el combustible, pero el segundo ahorro, que es menor pero es el más genuino, son los componentes y el mantenimiento; por eso llegamos a la conclusión de que es el gasoil o el eléctrico.

¿Cómo se imagina la etapa poscovid?

Se va a comenzar a normalizar mucha cosa, vamos a tener que adaptar las empresas y trabajadores a una nueva normalidad, seguramente en ningún caso va a ser igual que antes.

En el transporte es probable que venga algún período de turbulencia normal, que hay que esperarla, que va a ser de carácter económico, porque no se recupere el trabajo en su totalidad, o porque la presencialidad no esté como tendría que estar.

Creemos que para encarar esta etapa es importante que los que están al frente estén humanamente sanos, y que la empresa esté lo más sana y ordenada posible.

No hay que quedarse en prever la desgracia, o empezar a quejarse de lo que no pasó, pero hay que ser conscientes de que todavía queda por delante un camino empedrado, y que vamos a tener que seguir remando mucho tiempo.

Seguramente las consecuencias positivas de la vacuna las vamos a empezar a ver en primavera, y ahí redondearemos un año de tanto o más sacrificio que el 2020, para encarar un 2022 sano, con claridad, con fuerza, sabiendo que va a haber una nueva normalidad.

Doctor Pablo Durán Maurele

Especialista en Derecho Laboral

Integrante del Consejo Superior Tripartito

Representante empresarial en el Consejo de Salarios

Representante empresarial en la Comisión Tripartita en Seguridad, Industria Química

Representante empresarial en la Comisión Tripartita en Seguridad Laboral, Repartidores

Nuestro país está atravesando la segunda ola del COVID­-19, con una cantidad de infectados diarios que supera largamente los guarismos a los que estábamos acostumbrados y nos hicieron ser ejemplo en el mundo. Tenemos la mayoría de los departamentos “en rojo”, por cantidad de infectados versus población, y en algunos de ellos las camas de los servicios de salud públicos y privados están a punto de colapsar.

Y habiendo llegado la vacuna, al no existir ley que establezca la inoculación obligatoria, se ha instalado la discusión en el ámbito laboral, intentando dirimir si el empleador puede exigirla, por razones sanitarias y fundadas, o si el derecho a la libertad y autodeterminación del dependiente prima frente a un derecho de igual rango y jerarquía, como el de la salud.

Se ha instalado una discusión conceptual, legal, con incontrovertible contenido político, sobre los derechos que puede tener o no el empleador para consultar a sus subordinados si se van a vacunar, sobre si existe el deber de informarlo y, por supuesto, sobre si tiene la potestad para exigir a sus dependientes que se vacunen, atento a su condición de “garante de seguridad laboral” de los trabajadores (ley n.o 5033 de fecha 21/07/14)[1] y a “la responsabilidad penal empresarial” (ley n.o 19.196 de fecha 25/03/14),[2] que potencialmente tiene, en caso de exponer a sus colaboradores a un daño por no adoptar los medios de resguardo y seguridad laboral.

En cuanto a la primera interrogante (consulta a los dependientes acerca de si se van a vacunar), entendemos que la respuesta es positiva a la luz de los conceptos antedichos, con las siguientes precisiones de acuerdo a lo dispuesto en la ley n.o 18.331 del 11/08/2008 de Protección de Datos Personales.[3]

El artículo 17 de la Ley n.o 18.133 establece que “El previo consentimiento no será necesario cuando: C) se trate de datos personales relativos a la salud y sea necesaria su comunicación por razones sanitarias, de emergencia o para la realización de estudios epidemiológicos, preservando la identidad de los titulares de los datos mediante mecanismos de disociación adecuados cuando ello sea pertinente”.

En este caso, preservándose la identidad del titular del dato, no se requiere consentimiento, pudiéndose recabar la información a través de encuestas anónimas, formularios en páginas web, etcétera.

Es menester recordar que la recolección de datos personales debe estar siempre orientada a una finalidad específica, aun tratándose de información sensible relativa a la salud de las personas, como podría entenderse se trata en este caso.

También puede el empleador recabar dicha información con el consentimiento de sus trabajadores.

Hay quienes sostienen que en el marco de una pandemia no se requiere el consentimiento previo del trabajador a esos efectos, lo que no compartimos.

En cuanto a la vacunación en el ámbito del derecho de los empleadores-trabajadores, corresponde conceptualizar que el sistema de vacunación de las instituciones de salud públicas y privadas es un orgullo de Uruguay y de la cultura ciudadana, y los valores de los uruguayos nos hacían vacunar sin dubitación salvo casos excepcionales.

Hoy, frente a la vacuna contra el COVID-19, todo se discute y se plantea.

Los laboralistas navegamos entre distintas posiciones, extremas muchas de ellas, intermedias otras. Prestigiosos constitucionalistas se han pronunciado públicamente sobre la preeminencia del valor salud frente al derecho individual.[4]

Así, el catedrático Martín Risso Ferrand expresa al respecto: “Por alguna razón que desconozco, en nuestro país, cuando se presentan casos de conflictos entre derechos humanos se procura resolverlo analizando solo uno de los derechos en juego. Esto es imposible”. Continúa: “todos los derechos humanos sin excepción, tienen la misma jerarquía y no es posible establecer, con carácter general, que uno prima o tiende a primar sobre otro. Es solo en cada caso concreto que se realiza la ponderación y así poder encontrar un caso de conflicto”.

Es un hecho evidente e incontrastable, que no se ha dictado ley alguna que con valor obligacional imponga a los individuos vacunarse para evitar la enfermedad de COVID-19 y su trasmisión, y ello, además, ha sido pregonado a viva voz por el presidente de la República.

Por otra parte, sí existen normas de rango legal que imponen, en determinadas circunstancias, la vacunación obligatoria.

Así, en primer término, tenemos el decreto-ley n.o 15.272 de 1982, que establece la obligatoriedad de vacunación contra ocho enfermedades: tuberculosis, poliomielitis, difteria, tétanos, tos ferina, sarampión, rubéola y paperas.

De acuerdo a lo dispuesto por el marco regulatorio del Control en Salud (antes llamado carné de salud), la única vacuna obligatoria para acceder a su obtención es la vacuna antitetánica.[5]

Y para el personal del sector salud, por decreto n.o 317/005, se estableció la obligatoriedad de la vacunación contra la “Hepatitis B como condición de ingreso para los trabajadores de la salud pública y privada de todo el país”.

Específicamente, en lo que hace al COVID-19, no existe ley que obligue a los trabajadores a vacunarse.

Conforme a lo dispuesto en el artículo 10 de la Constitución,[6] nadie está obligado a hacer lo que no mande la ley, por lo que la conclusión primaria que podría adoptarse sin mucho esfuerzo es que mientras el legislador no lo establezca y disponga por razones de interés general, el empleador no podría obligar a empleado alguno a vacunarse y, por ende, no podría sancionar ni despedir a quien no lo haga, dado que ello queda reservado al ámbito de la decisión individual personal del subordinado (artículo 7.o de la Constitución).

Pues bien: a la luz de dichas conceptualizaciones, ¿debemos dar la cuestión por terminada y concluir que en ningún caso el empleador puede exigir la vacunación de sus dependientes?

La respuesta es negativa.

Este tópico está en constante evolución y discusión… Se habla de la posibilidad de que se cree un “pasaporte sanitario” para poder restablecer el tráfico de personas entre países.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Pablo Mieres, en ateneo realizado en la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa, expresó que Uruguay está viendo qué hace el mundo, y que seestá analizando qué hacer en casos puntuales, como ser “el derecho a acceder al subsidio por enfermedad de una persona que no se quiso vacunar”. Además, comentó la posibilidad de que algunas empresas del exterior a las que Uruguay exporta exijan como requisito que los empleados de las empresas a las que les van a comprar estén vacunados. “Eso nos va a plantear otros desafíos y veremos cómo actuaremos”.

El derecho individual invocado para tomar la decisión del caso no es ilimitado y absoluto, y como todo derecho tiene límites (artículo 1.323 del Código Civil), como todo derecho tiene que convivir con otros de igual o diferente jerarquía, y existen casos en los que, ante la colisión de derechos en pugna (libertad individual del trabajador o garantía de seguridad laboral a cargo del empleador en pandemia), debe establecerse la primacía de uno sobre otro, atendiendo a la trascendencia de dichos derechos en conflicto.

No debe olvidarse, además, que existe un deber constitucional de todos los habitantes de cuidar su salud, así como el de asistirse en caso de enfermedad” (artículo 44 de la Constitución).

Como dijimos, el empleador es garante de la seguridad de sus dependientes, tiene la obligación legal de evaluar los riesgos laborales que existan en su establecimiento comercial o industrial (CIT n.o 155 - decreto n.o 127/14 de 13/5/14).[7]

Por ello, la normativa referida impone y obliga a las empresas a contar con servicios de prevención y salud a esos efectos, y en virtud de sus obligaciones legales, analizando caso a caso, puede imponer la necesidad de la vacunación, lo que conlleva que nos encontremos frente a un caso de colisión de derechos de igual rango. ¿Cuál debe primar?

Entiendo que el derecho a la salud general del colectivo de la empresa y del resto de los trabajadores debe primar frente al derecho individual del trabajador que decide no vacunarse.

Va de suyo, en consecuencia, que el empleador, titular también de derechos y obligaciones, tiene entre ellas la de velar por la seguridad laboral de sus trabajadores, y si la vacuna es un medio hábil para ello, no se puede con valor absoluto negársele la posibilidad de exigirla, pudiendo solo y exclusivamente hacerlo en casos específicos y determinados en los que existan claras razones y fundamentos para ello.

Un ejemplo claro sería el caso del personal de los residenciales de ancianos, o del personal de la salud, o de los frigoríficos, en función de las exigencias de los mercados a los que se exportan los productos.

En el tema en análisis existen varios bienes o derechos jurídicos en juego, debiéndose articular y armonizar a todos y cada uno de ellos: la salud de los trabajadores y su derecho a autodeterminación sobre la vacuna; el interés general y la salud del conjunto de la población; la libertad de industria y comercio de los empleadores; la obligación del empleador en materia de salud y seguridad de sus trabajadores, el derecho de los demás trabajadores a un ambiente de trabajo seguro y libre de enfermedades y el derecho a no ser discriminado por razones de salud, ideología, o pensamientos.

Como lo ha establecido la doctrina y jurisprudencia, frente a la colisión de diferentes derechos humanos de igual rango y jerarquía, se debe aplicar la teoría de la armonización de derechos y equilibrar en sus justos términos los derechos en juego, utilizando las reglas de proporcionalidad, adecuación y la indispensabilidad de la medida.

Matías Pérez del Castillo, abogado especialista en Derecho del Trabajo y profesor de la Universidad de Montevideo,[8] ante la pregunta sobre qué derecho prima, si el de la salud de los empleados que no quieren vacunarse o el de la libertad empresarial del empleador que quiere que lo hagan, responde: “No cabe una respuesta genérica. Porque todos los derechos humanos tienen la misma jerarquía, y solo analizando casos concretos de colisión de derechos, aplicando teorías de armonización de derechos, damos con una respuesta”.

Al respecto, nuestros jueces anotan que “ningún derecho reconocido por la Constitución reviste el carácter de absoluto, un derecho ilimitado sería una concepción antisocial, por ello su necesidad de hacerlo compatible con el derecho de los demás dentro de la comunidad y con los intereses superiores de esta última”.[9] Por el mismo camino, para la dilucidación de situaciones en las que se enfrentan derechos constitucionales de igual rango, han señalado que “el Juez deberá armonizar, ante el caso concreto, los derechos en juego utilizando las reglas de proporcionalidad, adecuación y la indispensabilidad de la medida”.

Esa posición se alinea a la del doctor Martín Risso, quien en la publicación aludida manifestó: “Finalizo insistiendo en que las soluciones no pueden derivar del análisis de uno solo de los derechos en juego, no serán generales (para todos los casos) y la solución a que se arribe podrá variar según el caso que se analice. O si se prefiere, aplicando los procedimientos de análisis, cada caso tendrá su propia solución”.[10]

En lo personal, creemos enfáticamente que, en consecuencia, sería un error adoptar conceptos generales y absolutos, tales como que en todos los casos el empleador puede obligar —a pesar de que no existe ley— a que se vacunen sus trabajadores, o que bajo ninguna circunstancia por esa causa (ausencia de ley) puede exigirla.

Por ello, analizando cada caso, pueden existir en ciertas y determinadas situaciones, en virtud del derecho de dirección de la empresa y garante de la salud laboral de los trabajadores, razones justas que legitimen el derecho del empleador de exigir a los trabajadores la vacunación contra el COVID-19.

Es común que, en el ejercicio del derecho del poder de dirección y organización del trabajo, adoptadas en el marco del derecho constitucional de libertad de empresa, se tomen resoluciones que generen dificultades, pero no siempre este derecho debe ceder frente a los de la personalidad del trabajador, cuando están en juego derechos superiores y tan caros y protegidos como el de la vida y la seguridad laboral.

La sola inexistencia de una ley formal que imponga la obligación de la vacunación no puede determinar sin más que no se pueda exigir la vacunación en casos fundados.

Ante derechos en pie de igualdad y cuando se confronten, deben armonizarse, y en caso de no poder hacerlo, puede prevalecer uno sobre otro.

Como lo ha dicho el doctor Bruno Sande en impecable presentación, refiriéndose al punto en cuestión, “la técnica adecuada para resolver el problema no puede ser la subsunción, sino la ponderación” de los derechos,[11] puntualizando, además, lo que compartimos, “que el derecho a la libertad no es ilimitado” ni superior, adicionamos nosotros, a otros derechos de igual jerarquía normativa.

Es claro que ello solo acontecerá en casos excepcionales, siempre que exista una causa justificante o “razón de empresa” que imponga dicha exigencia.

En consecuencia, en aquellas oportunidades en que se determine que se puede exigir la vacunación por los derechos especialísimos en juego y el trabajador se niega, podría llegarse a verificar un incumplimiento del contrato de trabajo por parte de este y el ejercicio del poder disciplinario.

Seguramente, en otra gran cantidad de casos, y aplicando esos mismos conceptos, no podría el empleador —seguramente en la mayoría— exigir la vacunación y, por ende, tendría imposibilidad de ejercer el poder disciplinario.

No desconocemos las serias dificultades que la adopción de sanciones o incluso la verificación de despidos justificados en esos casos provocarán: ya varios sindicatos se han expedido fuertemente sobre que no aceptarán esas decisiones empresariales, por considerarlas abusivas, discriminatorias y antijurídicas.

Menos desconocemos la férrea resistencia que a nivel sindical generará la aplicación de sanciones por esas circunstancias, basándose en el abuso en el ejercicio del poder disciplinario, al invadir la esfera de los derechos del trabajador, sin derecho o legitimidad para hacerlo por imperio del artículo 10 de la Constitución.

Este tema no puede ser analizado exclusivamente desde la perspectiva del trabajador que se niega a vacunarse, sino que hay que ponderar también la perspectiva del empleador que puede razonablemente tener que exigirlo de acuerdo a quiénes vaya dirigida su prestación de servicios, de acuerdo a las exigencias de los mercados a los que se exportan sus productos, etcétera.

Más allá de lo antedicho, vemos de muy buen grado cómo el PIT-CNT, públicamente, siguiendo las recomendaciones de la cátedra médica, ha exhortado a sus afiliados a vacunarse contra el COVID-19. También, la recomendación en ese mismo sentido, que la Comision Tripartita en Materia de Seguridad e Higiene de la Industria Química integrada por representantes del MTSS, del Sindicato de Trabajadores de la Industria Química y de la Asociación de Industrias Químicas del Uruguay han formalizado por escrito, dirigida a los trabajadores del sector.

No tenemos duda de que los ámbitos de coparticipación de trabajadores y empleadores —comisiones bipartitas en materia de seguridad e higiene— (decreto n.o 291/07) constituirán un lugar de intercambio fructífero tendiente a la búsqueda de consensos para lograr la obtención de objetivos comunes de sus integrantes, como lo es el de la seguridad laboral.

La próxima ronda del Consejo de Salarios que comienza el 1o de julio del 2021, en un contexto de gran incertidumbre en el país, con 70.000 trabajadores en seguro de paro, con problemas de empleo, de precarización de las condiciones de trabajo, con pérdida de valor adquisitivo en el salario del conjunto de los trabajadores, debería tener como tema principal el de la vacunación.

No descartamos, si la curva epidemiológica no se logra revertir, que pueda existir un cambio en la decisión gubernamental referida a la no obligatoriedad de la vacuna.

Como podrán calibrar los lectores, el tema de la vacunación es sumamente sensible, opinable, y seguramente escucharán concepciones totalmente opuestas a las sustentadas en esta publicación, pero su autor tiene el pleno convencimiento de que, aplicando ponderadamente todo lo desarrollado, se debería poder, en cada caso, discernir cuándo el derecho personal debe ceder frente al derecho colectivo y general de la salud del resto de la empresa.

 


[1]“Establécese para los patronos, directores de construcciones, de establecimientos industriales o cualquier otro trabajo en donde exista peligro para los operarios, la obligación de tomar las medidas de seguridad para el personal, a fin de evitar accidentes del trabajo; cométese al Poder Ejecutivo a reglamentar dichas medidas para cada industria o grupo de industrias análogas; prohíbese el empleo de mujeres y niños para la limpieza o reparación de máquinas en marcha; se dispone la vigencia de esta ley a partir de los seis meses de su promulgación”.
[2]“El empleador, o en su caso, quien ejerciendo efectivamente en su nombre el poder de dirección en la empresa, no adoptaren los medios de resguardo y seguridad laboral previstos en la ley y su reglamentación, de forma que pongan en peligro grave y concreto la vida, la salud o la integridad física del trabajador, serán castigados con tres a veinticuatro meses de prisión”.
[3]Artículo 17 de la ley n.o 18.331: “Derechos referentes a la comunicación de datos: Los datos personales objeto de tratamiento sólo podrán ser comunicados para el cumplimiento de los fines directamente relacionados con el interés legítimo del emisor y del destinatario y con el previo consentimiento del titular de los datos, al que se le debe informar sobre la finalidad de la comunicación e identificar al destinatario o los elementos que permitan hacerlo. El previo consentimiento para la comunicación es revocable. El previo consentimiento no será necesario cuando: A) así lo disponga una ley de interés general; B) en los supuestos del artículo 9o de la presente ley; C) se trate de datos personales relativos a la salud y sea necesaria su comunicación por razones sanitarias, de emergencia o para la realización de estudios epidemiológicos, preservando la identidad de los titulares de los datos mediante mecanismos de disociación adecuados cuando ello sea pertinente. 

[4]Martín Risso Ferrand. “Cartas al Lector”. Búsqueda, 11/03/21.

[5]El decreto n.o 274/017, al regular para todo el territorio nacional el Control en Salud (antiguo carné de salud) para todas las personas que desarrollen actividad laboral, establece la obligatoriedad de verificar la existencia del certificado de vacuna antitetánica vigente, para la expedición de aquel.

[6] Artículo 10 de la Constitución: “Ningún habitante de la República será obligado a hacer lo que no manda la ley ni privado de lo que ella no prohíbe”.

[7]Artículo 4, decreto n.o 128/14: “FUNCIONES DE LOS SERVICIOS DE PREVENCIÓN Y SALUD EN EL TRABAJO Artículo 4.- Los servicios de Prevención y Salud en el Trabajo deberán asegurar las siguientes funciones, las que se documentarán debidamente: a) identificación y evaluación de los riesgos que puedan afectar la salud en el lugar de trabajo”.

[8] Matías Pérez del Castillo: “Atribuciones del Empleador en relación a la vacunación contra el Covid: respuesta a 12 preguntas fundamentales para organizar el trabajo post vacunas”.

[9] Así, la SCJ en sentencia n.o 312/95 y 202/02, entre otras. Véase además: TAC 5, sentencia n.o 159/2006; TAC 5, sentencia n.o 20/08.

[10]Martín Risso. Búsqueda, 4/3/21, p. 43.

[11]Doctor Bruno Sande en el Taller sobre Vacunación y Empleo realizado el 9/03/21 por la Asociación Uruguaya de Derechos del Trabajo y de la Seguridad Social.

  • En el marco del Softys Innovation Week 2021, el historiador y best seller israelí hizo un exhaustivo análisis sobre el impacto del COVID-19 a nivel global y los principales retos que deja la pandemia para los países, las empresas y los ciudadanos.

 

  • “La mala política se manifestó más claramente a nivel global”, dijo. “El 2020 fue testigo de un fracaso total del liderazgo global (…) no hubo un esfuerzo coordinado para limitar la propagación de la pandemia, que es la razón por la que ahora ha llegado a todos los rincones del planeta”, explicó.

 

  • En la instancia conectada desde toda América Latina, Gonzalo Darraidou, gerente general de la filial de consumo masivo de Empresas CMPC señaló que “esta pandemia desarrolló aún más en nosotros el músculo de la innovación.”

Montevideo, 19 de abril de 2021-. Con una audiencia conectada desde toda América Latina, se llevó a cabo la quinta versión del Softys Innovation Week, el evento anual de innovación más importante de la empresa que desarrolla marcas como Elite, Higienol, Noble, Babysec, Ladysoft, Cotidian, Sussex y OkPety que en esta oportunidad contó con el connotado historiador Yuval Noah Harari, como speaker principal.

En la instancia, el best seller israelí hizo un análisis sobre el desarrollo de la pandemia del COVID-19 desde su aparición a finales de 2019 en Wuhan, China, hasta hoy, cuando el mundo intenta comenzar a poner fin a este capítulo. Con una crítica evaluación respecto del rol de los líderes globales y la cooperación internacional a la hora de hacer frente a la pandemia, Harari insistió en los peligros que puede significar la concentración de los datos y la información a nivel global. Lo cual, aseguró, no sólo es una amenaza para los ciudadanos.

“Los peligros de la concentración de datos y de la concentración del poder en solo algunas manos, en las manos de solo algunas corporaciones o de solo algunos gobiernos. Esto es tan peligroso para las compañías como para las personas”, dijo Yuval Noah Harari, “porque estamos entrando en una era en la que, si no tenemos cuidado, veremos un tipo de proceso en el que ‘el ganador se queda con todo’, en el que una corporación que es dueña de todos los datos de todos los ciudadanos de un país, o de una región, está en una posición, básicamente, de dominar a todas las industrias”, indicó. Agregó que, para sobrevivir a ese fenómeno, “tanto las compañías como las personas tendrán que colaborar para evitar esta sobre concentración de datos y de poder, en las manos de sólo algunos actores poderosos”.

Frente a una audiencia compuesta por los principales clientes de Softys, ubicados en los ocho mercados en donde tiene operaciones la compañía, las preguntas se centraron en cómo será el mundo post pandemia y a qué consumidor se deberán enfrentar las empresas de consumo masivo. Sobre este punto, el historiador israelí aseguró que no hay un futuro escrito sobre piedra.

“Los mismos factores, los mismos eventos pueden llevar a futuros muy diferentes dependiendo de las decisiones que los gobiernos, las compañías y las personas tomen hoy”, a lo que agregó que las empresas “deberían ver diferentes escenarios y qué es lo que impulsará a esos escenarios, en vez de ver un solo escenario y convencerse de que eso ocurrirá inevitablemente debido al Covid”.

La capacidad de adaptarse y evaluar diferentes escenarios ante situaciones tan extremas, como ha sido el hacer frente al COVID-19, fue uno de los puntos que destacó el gerente general de Softys, Gonzalo Darraidou, durante el evento de innovación de la compañía, destacando el compromiso de sus colaboradores. “Esta pandemia desarrolló aún más en nosotros el músculo de la innovación. En tan solo unas semanas debimos transformar nuestra organización para garantizar la salud y seguridad de todos nuestros colaboradores, y volcar nuestros esfuerzos a combatir la pandemia. Hay muchos ejemplos de cómo nuestra capacidad de innovar, en vez de detenerse, se fortaleció”, aseguró el ejecutivo.

Durante los últimos doce meses, Softys concretó diferentes hitos impulsados por la innovación como pilar de su estrategia de negocios, entre ellos la producción de mascarillas en cinco de los mercados donde opera la compañía, la puesta en marcha de canales de e-commerce directo en Chile y Brasil, y el ingreso a un nuevo segmento de negocios, con el desarrollo y lanzamiento de los jabones Elite. Todas acciones que buscan dar respuesta adecuadas a las nuevas necesidades de sus consumidores.

 

Lecciones de la pandemia

Consultado Harari sobre cómo se explican los fuertes impactos que ha provocado el Covid-19, pese a que él cree que esta pandemia ha sido mucho más controlada que otras en la historia reciente de la humanidad, señaló: “la respuesta son las malas decisiones políticas (…) Mientras que los gobiernos de varios países, desde Vietnam a Nueva Zelandia, reaccionaron a la amenaza con gran eficiencia, otros gobiernos fracasaron de la peor manera”.

La mala política se manifestó más claramente a nivel global, dijo. “El 2020 fue testigo de un fracaso total del liderazgo global (…) no hubo un esfuerzo coordinado para limitar la propagación de la pandemia, que es la razón por la que ahora ha llegado a todos los rincones del planeta”, explicó.

Harari resumió en dos las lecciones principales sobre la pandemia, señalando que cada país debería invertir más en sus sistemas de salud pública. “Esto parece ser obvio, pero tanto los políticos como los ciudadanos a veces tienen éxito en ignorar la lección más evidente”. Y en segundo lugar, dijo que la humanidad debería establecer un sistema global poderoso para monitorear y prevenir las pandemias mundiales. “Sé que mucha gente teme que el COVID-19 marque el comienzo de una nueva ola de pandemias, pero, si al menos se implementan estas dos lecciones, el shock del Covid-19 podría, en realidad, dar como resultado que las pandemias sean menos comunes”, finalizó.

El presidente de la Cámara Uruguaya de Franquicias, Marcel Burgos, habló con Somos Uruguay Revista sobre la expansión del modelo de franquicias, las ventajas y las oportunidades que representa en el desarrollo del comercio y el proceso de profesionalización que está impulsando la Cámara, que incluirá alianzas con centros de formación universitaria. Burgos también se refirió a las principales cualidades que deben tener el franquiciado y el franquiciante para lograr un proyecto exitoso.

¿Cuál es el rol de la Cámara Uruguaya de Franquicias y cuáles fueron las circunstancias y los motivos que llevaron a su creación?

La Cámara de Franquicias se crea en un momento en que varios empresarios vinculados al sistema ven la expansión mundial de las franquicias como una forma de unificar buenas prácticas, mientras se daba a conocer de manera más profunda en el empresariado local.

¿Qué ventajas tiene el sistema de franquicias como modelo y en qué medida contribuye al desarrollo del comercio?

El sistema de franquicias es un modelo de ganar-ganar, donde el franquiciador expande su marca e incrementa su volumen de negocios con el capital del franquiciado, y el franquiciado monta un negocio con muchas más certezas operativas y mejores condiciones comerciales, en función del reconocimiento de la marca y know-how del negocio. En Uruguay el promedio de vida activa de una empresa nueva es menor a dos años, mientras que una franquicia supera los cinco años.

¿Cómo es el proceso para obtener una franquicia y cómo se establecen las condiciones en las que se otorga?

Cada marca tiene un manual distinto para este proceso, pero entiendo que hay una condición básica inicial: el franquiciador debe tener bien claro el perfil del franquiciado que busca, y el franquiciado se debe enamorar del proyecto. Luego de eso, están las condiciones del contrato, que son muy importantes, pero que son posteriores.

¿Cómo juega la obtención de las franquicias en la identidad y el posicionamiento de los comercios?

Cuando una empresa se abre al mundo de las franquicias, no debe dejar nada librado al azar, eso permite tener control total de la identidad de la marca. La exhibición comercial, el mix de productos y precios y la calidad de atención son los pilares fundamentales de este paso.

¿Cuáles son las oportunidades más interesantes que tiene el sistema de franquicias?

Es el paraguas que protege a una inversión, con los años recorridos, los fracasos ya vividos y la relación con el público de una marca ya consolidada en el mercado.

Pensando en los más de 30 socios que tiene la Cámara, ¿qué diferencias hay en el desarrollo de franquicias en los diferentes rubros?

Las empresas que están en la Cámara tienen desarrollos distintos, diferentes volúmenes de inversión, apuntan a segmentos distintos del mercado y modelos que son válidos, siempre manteniendo el know-how de la marca.

¿Qué particularidades tiene cada rubro?

Lo importante en este caso es que al franquiciado le enamore el rubro en cuestión y tome valor de la experiencia de la marca. Hay muchos casos de éxito: desde la instalación de una tienda Lolita en Emiratos Árabes Unidos, al desembarco de una empresa de servicios como Limport en Chile o Paraguay, la expansión de Zenit sin fronteras, al cambio de los modelos de negocio que realizamos las empresas en el marco de la pandemia.

¿Cuáles son las franquicias uruguayas y cómo es posible su internacionalización?

Los ejemplos ya mencionados, Lolita, Zenit, Urban House, Limport, y otras muchas marcas locales, muestran cómo es posible romper la frontera y transformarse en marcas internacionales.


Una de las propuestas para el próximo período es desarrollar ferias para promover el sistema. ¿Cree que es necesario que se conozca más dicho sistema, cómo funciona y las posibilidades que ofrece?

Sí, estoy convencido de que uno de los pasos fundamentales para estos próximos dos años es hablar mucho de franquicias, y encontramos en las ferias un clima ideal para ello. Este será el cuarto año consecutivo en que participaremos en Expo Prado, y seguramente haya algún otro evento específico del sector.

¿Cuáles son los puntos más importantes en el proceso de profesionalización del sistema?

Hoy estamos enfocados desde la Cámara en profesionalizar la gestión y creemos que la educación será un punto clave para ello. Estamos realizando acuerdos con universidades y escuelas de negocios para concretar ese proceso.

¿Qué debe tener una empresa para lograr el éxito en el sistema de franquicias?

Debe tener un sistema transparente, la creación de valor, una marca reconocida por el consumidor y un modelo de negocios replicable.

¿Qué tipo de políticas de Estado son las más adecuadas para el desarrollo del sistema? ¿Cuál es el perfil de conducción desde el Estado que sintoniza más con el modelo de franquicias?

Hemos estado desde hace unos años sin comunicación con el Estado; este año retomamos contacto y hay mucho valor para aportar, desde la Agencia Nacional de Investigación e Innovación, Uruguay XXI, la Agencia Nacional de Desarrollo, el Ministerio de Industria, Energía y Minería, el Ministerio de Relaciones Exteriores y todos los programas que apoyan a emprendedores.

¿Cuáles son las metas concretas que desea haber alcanzado cuando abandone la presidencia de la Cámara?

Nos proponemos profesionalizar el sistema y los empresarios socios que dirigen las empresas, apoyar de gran manera la difusión de las marcas, dar valor al sistema, y aportar al crecimiento nacional e internacional.

También intentaremos cerrar un acuerdo con el Scotiabank, que desarrolló un programa especial para las franquicias, y generar acuerdos que aporten valor y beneficien en costos, como lo hicimos con Movistar el año pasado.

Haremos el máximo esfuerzo en los dos próximos años en los que estaremos en la directiva, y allí nos detendremos, porque no construimos un plan personal. Intentaremos encarar varios temas y cerrarlos, para dejarle a la próxima directiva una vara alta que apoye para avanzar.

LA CÁMARA URUGUAYA DE FRANQUICIAS


Con 12 años de historia, la Cámara nuclea a empresas de distintos rubros que encontraron en el sistema de franquicias un excelente modelo de expansión.

En algunos casos dicha expansión fue a nivel local, y en otros llegó a distintos países del mundo. Las empresas locales comenzaron a ver desde hace unos años las bondades del sector y eso conllevó al crecimiento de la oferta y mayor conocimiento del sistema en el público inversor.

Las empresas con más crecimiento en el mundo son las que han desarrollado la franquicia dentro de su modelo.

Entre los objetivos de la organización se encuentra el de promover y divulgar la práctica contractual de la franquicia comercial; organizar y estimular la realización de cursos, seminarios, conferencias y otros eventos de divulgación, así como actividades de enseñanza, entrenamiento y asesoría sobre franquicias comerciales; estimular el análisis permanente de tal modalidad de negocios, y su marco legal y reglamentario, con el fin de proponer a las autoridades e instituciones públicas las normas que mejor contemplen su autonomía jurídica, económica y fiscal; fomentar los vínculos de toda índole con otras instituciones nacionales, extranjeras o internacionales de similar características, para el desarrollo de acciones y eventos que pudieran contribuir a sus objetivos comunes.


El mes pasado se realizaron las elecciones de autoridades de la Cámara, que mantuvieron por los próximos dos años a Marcel Burgos (Marcel Calzados) en la presidencia, a Matías Mezzottoni (Chamán) en la secretaría, y a Neber Travieso (Limport) en la tesorería, acompañados por Andrés Deagostini (Instinto) Juan Carlos Abella (Rodelú) y Esteban Geriboni (Ahorro y Compras).

La comisión fiscal la conforman Andrés Klappenbach (Don Pedro), Fernando López (Urban House), y Diego Borba (Grido).

Con tan solo 14 años de vida, el Montevideo City Torque usufructúa desde hace unas semanas uno de los más modernos complejos de fútbol de Uruguay y de América del Sur, en el que ya desarrollan sus actividades el plantel profesional de la primera división, de destacada actuación en el Campeonato Uruguayo 2020/2021, así como el equipo femenino y las seis categorías formativas de ambos géneros, además de contener el área administrativa y los proyectos de la fundación City en la Comunidad.

Esta obra, considerada única en el fútbol profesional uruguayo, fue presentada en sociedad el 16 de marzo ante la presencia del presidente Luis Lacalle Pou, el intendente de Canelones, Yamandú Orsi, y otras personalidades, por las autoridades de la institución deportiva, que el 22 de enero del 2020 había dejado atrás el nombre Club Atlético Torque con el que nació. Tres años antes había sido adquirido por el consorcio City Football Group, con sede en Londres.

“Estoy seguro que estas instalaciones van a ser cuna para nuevas estrellas”, resaltó el presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Alejandro Domínguez, mientras hacía una recorrida por el complejo dos días después de su inauguración junto al titular de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Ignacio Alonso.

La Montevideo City Football Academy posibilitará un desarrollo integral de los futbolistas masculinos y femeninos de la categoría mayor y de todo el universo de niños, niñas y adolescentes, gracias a una infraestructura completa y moderna al máximo nivel de exigencias, similar a las que utilizan sus pares del Manchester City, el New York City y el Melbourne City, instituciones hermanas.

El complejo, cuya construcción comenzó en junio del 2020, está ubicado en la intersección de Los Aromos y ruta 101, en Ciudad de la Costa, próximo al aeropuerto internacional de Carrasco, y consta de 95.000 metros cuadrados, con cinco canchas de fútbol del tamaño requerido por la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA), una de ellas de césped sintético, y un edificio polivalente que concentra los vestuarios y anexos de duchas con diverso tipo de baños para recuperación de lesiones musculares, gimnasio, el centro médico, el comedor y las oficinas.

Las instalaciones se diseñaron y construyeron en su totalidad con personal uruguayo, según destaca la institución en su sitio en internet, y fueron concebidas de una forma sostenible para reducir el impacto ambiental, para lo cual se colocaron paneles solares para el calentamiento del agua de uso diario, sistemas de eficiencia energética en la iluminación, cargadores eléctricos para vehículos y otros servicios de iguales características.

“Hace 47 años que vengo a Uruguay y me siento en familia en este país al que amo como si fuera el mío, por lo cual estoy contento y agradecido de que me hayan invitado a un momento tan importante para Montevideo City Torque y para el fútbol uruguayo”, dijo Domínguez.

Tras felicitar a la institución por esta iniciativa que “es un ejemplo para América del Sur y el mundo”, Domínguez sostuvo que “esto es lo que uno quiere que se trabaje, por y para el fútbol”. “Hoy Uruguay está en los ojos del mundo porque una empresa como el Grupo City ha decidido invertir en este país con tanta tradición apostando a los valores del fútbol”, añadió.

“Hay que mantener la picardía del futbolista sudamericano, pero con eso solo hoy no es suficiente, sino que hay que evolucionar, invertir y creer en grande con un objetivo. Uruguay debe proponerse volver a ser campeón del mundo, no basta con clasificar, hay que repetir lo que lograron las estrellas de otros tiempos con mucho menos posibilidades. Y lo consiguieron. Hay que acompañar a nuestras estrellas con infraestructura, es momento de cambiar la cabeza”, puntualizó.

El Torque es de primera

Cuando el Torque, como se le llama popularmente en nuestro país, nació en diciembre del 2007 por iniciativa desde México de Raúl Aquino y su familia —parte de la diáspora uruguaya—, nadie imaginó que pasaría vertiginosamente de la tercera división amateur a la actual realidad de competir de igual a igual con Peñarol, Nacional o luchar por el último torneo Clausura con Liverpool, a la postre campeón. Menos aún lo imaginó su primer técnico y directivo, el electromecánico argentino Marcelo Yaurreche, quien le dio el nombre, cuando armaba el primer equipo con jugadores no profesionales y sin siquiera cancha donde entrenar.

Aunque sorprendió al ganar invicto el segundo torneo del que participó, el camino ascendente de Torque tiene su primer gran salto en el 2015, cuando se convirtió en Sociedad Anónima Deportiva, y lo complementó dos años después cuando se hizo cargo del club la empresa City Football Group (CFG), que en el 2017 lo puso en la primera división del fútbol uruguayo.

“Esta inversión le permite a CFG aprovechar la conectividad existente en Uruguay y ayuda a expandir las opciones actualmente limitadas para identificar y desarrollar talentos locales y sudamericanos. También actúa como un centro administrativo para las operaciones de exploración preexistentes en la región, y representa la primera huella del grupo en América del Sur”, indica la transnacional en su sitio de internet.

La expansión del CFG comenzó con la llegada en agosto del 2012 a la dirección ejecutiva de Manchester City del catalán Ferran Soriano, con pasado en la directiva económica del Fútbol Club Barcelona, y el primer paso se concretó en mayo del año siguiente con la entrada a la Major League Soccer (MLS) del recién fundado New York City Football Club. La compra del Torque fue la primera en América del Sur.

Para Soriano, la puesta en marcha de la Montevideo City Football Academy “nos permite reafirmar nuestro compromiso e inversión a largo plazo tanto con el club como con Uruguay”. “En un año especialmente complicado a causa de la pandemia de COVID-19, nos llena especialmente de orgullo presentar un nuevo centro de entrenamiento, que se une a los tres de que disponemos en Manchester, Melbourne y New York”, sostuvo.

“Montevideo City Torque ha experimentado un enorme progreso desde su fundación, y estamos convencidos de que disponer de esta instalación deportiva permitirá potenciar su crecimiento, tanto dentro como fuera del campo. Su alta calidad deportiva nos ayudará a unificar la implementación del distintivo estilo de juego de los clubes del CFG, además de potenciar la formación de talento joven tanto del fútbol uruguayo como del resto del continente americano”, agregó.

Por su parte, el director de Negocios de Montevideo City Torque, Javier Noblega, comentó que “la presentación de la nueva academia representa un enorme paso en la historia del club y un elemento tangible del compromiso del CFG con la entidad uruguaya y con nuestra ciudad”.

“A partir de ahora dispondremos de uno de los complejos deportivos más modernos del país, así que estamos convencidos de que nos permitirá dar un paso adelante en la formación de jugadores y de talento local, al mismo tiempo que queremos usar la academia como sede de la obra social del club con nuestra comunidad”, remarcó.

Más que un grupo de clubes

El City Football Group (CFG), creado en mayo del 2013 en Londres, es el principal propietario y operador privado de clubes de fútbol en el mundo, con propiedad total o parcial de 11 instituciones en igual cantidad de grandes urbes.

Abu Dhabi United Group, vehículo de inversión propiedad del jeque Mansour bin Zayed Al Nahyan, tiene 77 % del paquete accionario, el consorcio de inversores institucionales liderado por el grupo CMC de medios y entretenimiento de China cuenta con 12 %, y Silver Lake, líder mundial en inversión en tecnología, 10 %.

Con 13 oficinas en distintas partes del globo, el CFG también invierte en otros negocios y proyectos relacionados con el fútbol y sirve como una plataforma comercial global para sus socios, mientras cumple su visión de aprovechar este deporte para tener un impacto social tanto a escala local como mundial a través de las organizaciones no gubernamentales, fundaciones y otras iniciativas de responsabilidad social corporativa.

Ha implementado un sistema de compra de jóvenes talentos que luego son vendidos o cedidos a otras entidades sin que pasen forzosamente por las filas de los demás integrantes del grupo. Al margen de la fuerte conexión, cada club integrante goza de su propia independencia para la toma de decisiones.

 

El club de los 11

Manchester City: En el 2008 es comprado al ex primer ministro de Tailandia,Thaksin Shinawatra.

Montevideo City Torque​​: En el 2017 pasó a ser totalmente parte del grupo.

New York City FC: Fundado en el 2013 por el Manchester City y los New York Yankees.

Melbourne City FC: En el 2014 compra el Melbourne Heart y le cambia el nombre.

Lommel SK: Propiedad de este club de la tercera división de Bélgica.

Girona FC:En el 2017 compra 44,3 % de las acciones.

Yokohama F. Marinos: En el 2014 Nissan Motor Company, fundador, cede 20 % del paquete accionario.

Sichuan Jiuni: En el 2019 compra el 28 %.

Mumbay City FC: 50 % de propiedad.

E. S. Troyes: En el 2020 pasó a tener mayoría accionaria.

Club Bolívar: En el 2021 es asociado el equipo de La Paz.

Somos Uruguay  es una multimedia, cuyos paradigmas son Información y Diálogo.

fbintwmailyt

DIRECCIÓN:

Colón 1475 esq. 25 de Mayo

Ciudad Vieja, Montevideo

Uruguay

 

TELÉFONO:

Tel: (+598) 2916.1417

(+598) 2916.8937

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.